Huellas

Carmen G. Aragón (Jean Murdock)

La literatura es un libro infinito que unos abandonan y otros retoman, al hilo de su argumento o de uno de sus personajes, sus hechos, y ese hilo deja una estela, como restos de carne entre los dientes o el barco que corta el agua en dos. En francés lo llaman sillage; yo lo vengo recogiendo como se espuma un caldo. Son las huellas de los libros en los libros, el rastro de la flor de Coleridge.

Ver para creer

Eneri Olop

Hace tanto frío en el planeta cultura que los pájaros caen a plomo como piedras, que diría Orlando. Rebuscamos una y otra vez al acecho del arte, porque la vida no es suficiente: “Si a la naturaleza dais solo lo necesario, la vida humana vale no más que la animal”. Pero hay quien se empeña en que lo animal sea lo único que sobresalga echando toneladas de mediocridad, IVA y cinismo sobre el espíritu de lo sublime. De una manera tan descarada y descarnada que si no lo ves, no lo crees. Pues aquí te lo contaré para que sigas mirando, incrédula.