Factoría Escuela cumple dos años a velocidad de crucero

Por la línea formativa de Factoría Cultural, el vivero de industrias creativas incrustado en Matadero, han pasado ya más de 850 alumnos

Factoría-Escuela

Participantes en el último taller de desing thinking en plena acción / Foto: Factoría Escuela

Ser creativo e innovador para lanzar un emprendimiento cultural se lleva dentro… pero si nos echan una mano mucho mejor. Y conseguir la sostenibilidad de un proyecto dentro del ámbito cultural o creativo es, en este país, una heroicidad. Todas las herramientas en las que nos podamos apoyar son bienvenidas. Las que nos ayudan a entender y desarrollar un plan de negocio y de marketing o a conseguir financiación son vitales. Pero también lo son aquellas que inciden en nuestras habilidades creativas e innovadoras.

Factoría Escuela nace como la línea de formación de Factoría Cultural y con su mismo espíritu: apoyar la sostenibilidad de los proyectos emprendedores pero, en este caso, recualificando y formando en competencias y habilidades que detectamos como necesidades, tanto en creatividad e innovación como en tecnología”, explica Cristina Arroyo, responsable de Formación en Factoría Cultural.

Por eso, la oferta es variadísima pero siempre pivotando sobre dos grandes ejes: herramientas digitales y habilidades creativas. “Para elaborar la programación formativa nos basamos en las necesidades que nos transmiten los propios viveristas, que son los que en definitiva están emprendiendo, y en los estudios de mercado sobre las industrias culturales y creativas”, apunta Arroyo.

Así que en la oferta de cursos, atravesados siempre por la innovación más rabiosa, podemos encontrar propuestas que van desde cómo usar el Arduino (una plataforma electrónica de código abierto con un hardware y un software muy fáciles de usar) para gestionar un huerto urbano a formación en el uso de modelado 3D con software libre Blender, pasando por aprender cómo es un proceso de desing thinking o cuál es lenguaje narrativo a la hora de diseñar un videojuego basado en la literatura de Ray Bradbury.

Arroyo enfatiza que son cursos “muy prácticos, no muy largos porque huimos de la teoría e impartidos por profesionales en activo”.  El primer curso, ahora hace dos años, fue ‘Experto en creación de contenidos culturales’. El tiempo, y 850 alumnos después, han permitido a Factoría Escuela afinar el tiro mucho más y ofrecer una variedad formativa en industrias culturales fuera de lo común.

Para saber más: Cursos marzo 2017

*L@s suscriptor@s de La Línea Amarilla tienen un 10% de descuento en todos los cursos de Factoría Escuela. Más información, aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *