Elmer, el elefante más querido por todos

La creación de David McKee es una colección imprescindible para primeros lectores desde hace 25 años

Vivimos en un mundo donde ser aceptado en un grupo es, muchas veces, razón por la que perdemos o diluimos aquello que nos define con tal de encajar. La colección de libros de Elmer, creado por David McKee, es un maravilloso ejemplo en las primeras edades sobre la importancia de ser fiel a uno mismo y de no renunciar a lo que nos define a la vez que nos comunicamos con los demás y somos parte de una colectividad.

El inicio del mito de Elmer

La primera historia de Elmer fue publicada en inglés en 1989 y traducida al español de mano de la editorial Altea en 1995. Ha sido editada por diversas editoriales, pero será cuando la editorial Beascoa (desde 2001, dentro de la división infantil del grupo editorial Penguin Random House) se fije en la colección y la reedite cuando alcance el gran impacto que ha tenido, gracias a su formato accesible y su cuidado diseño. El elefante Elmer cuenta la historia de un elefante que se siente diferente por la gran cantidad de colores que tiene su piel, llamativos en comparación con el gris del resto de su manada, la cual está formada por elefantes viejos, jóvenes, grandes, pequeños…. Cansado de no sentirse igual que el resto, decide buscar una solución para sentirse parte del grupo: se llena de tierra y vuelve a su grupo, siendo ahora gris y pasando desapercibido para el resto. Sin embargo, no tarda en darse cuenta de que la gran característica que posee no son sus colores, sino lo que tiene por dentro: esa felicidad y esa alegría que contagia a toda la manada y que hace de Elmer una pieza fundamental en la familia. Con esta historia, comprendemos la importancia del humor, de la risa, de la aceptación y de los rasgos que nos hacen únicos, por dentro o por fuera.

La saga de Elmer vio su continuación con Elmer sobre zancos (Altea, 2002) donde aparecen por primera vez seres humanos; Elmer y Wilbur (Beascoa, 2006) donde nuestro elefante espera la llegada de su bromista primo Wilbur, caracterizado como Elmer pero con cuadros blancos y negros; y toda una saga de libros donde sólo enumerarlos nos llevaría una reseña completa: Elmer y el osito perdido, Elmer y Rosa, Elmer y el monstruo…. Hasta llegar al último publicado en noviembre de este año 2016, Elmer es especial

Arte hecho libro

El autor, David McKee, ha dicho en diversas ocasiones que sus obras se ven inspiradas por grandes pintores como Juan Gris, Paul Klee, Matisse o los fauvistas, lo que supone un valor añadido a sus inspiradoras historias y una  manera de acercar historia artística a los pequeños de la casa.  El estilo de sus álbumes es sencillo y colorido, monopolizado por los escenarios abiertos donde Elmer vive sus aventuras y donde el texto acompaña al álbum de manera simbiótica, razón por la que recomendamos que sean leídos por un adulto en las primeras edades para evitar que la complejidad de la lectura disuada del fundamental y atractivo mensaje. Leer Elmer con los más pequeños se puede convertir en el punto de partida de un  vínculo afectivo y de una trayectoria lectora que ya no abandonarán en años posteriores.

Este elefantito posee un valor añadido: a pesar de ser un libro que se puede leer en las primeras edades, su compañía se puede alargar en años posteriores gracias a la realización de manualidades, representaciones, vídeos o incluso de crear nuestra propia historia de Elmer según lo que más nos interese. Docentes y padres encontrarán en este simpático elefante un aliado que ha creado legiones de lectores a lo largo de más de  veinticinco años y cuya vigencia es tal que las reediciones no cesan y sigue siendo una lectura imprescindible en casa y en los centros educativos. La primera parte de Elmer es ideal para ser acercada cuando los pequeños tienen tres años y continuar con el resto de historias a lo largo de la etapa primaria, permitiendo así que Elmer forme parte del imaginario de los jóvenes lectores y que sea una inspiración lectora que les invite a acercarse a otras.

Un hombre polifacético

El camino artístico le llegó desde muy temprana edad a McKee: al ver cómo las historias que contaba a sus amigos eran recibidas con entusiasmo y cómo sus dibujos gustaron en sus primeros trabajos en prensa decidió estudiar Bellas Artes y consagrar su vida a la creación de obras literarias infantiles, campo donde se siente cómodo y orgulloso del trabajo que realiza para los jóvenes lectores. Compartimos esta entrevista de la revista Peonza donde el autor explica su producción, sus  inspiraciones y sus sueños y que consideramos maravillosa para entender al hombre detrás de Elmer.

McKee lo tiene claro: “Los niños son el futuro. Tenemos una gran responsabilidad con la infancia  y cuando escribo un libro quiero que tenga valor y que esté lleno de ideas. Es importante que los niños tengan libros de calidad”. Otras obras imprescindibles del autor son La triste historia de Verónica (Anaya, 2005), Seis hombres (El Zorro Rojo, 2013) o Dos monstruos (Anaya, 2007), todos ellos indicados para niños a partir de seis años.

Empezar a leer historias sobre la importancia de ser uno mismo desde las primeras edades es crucial para el correcto desarrollo de los más pequeños a la vez que se desenvuelven adecuadamente con las mini-sociedades que suponen sus grupos de amigos, su entorno escolar o las actividades extraescolares. Elmer nos muestra que lo que nos hace diferentes nos hace únicos, sea por dentro o por fuera, y cómo eso es siempre un valor añadido y nunca algo de lo que avergonzarnos.

*Edad recomendada: de 0 a 5 años