El circo sigue reclamando su lugar entre las artes escénicas

A cuatro días de los Premios Max, nos preguntamos por qué el circo no tiene una categoría propia en estos galardones

Imagen de uno de los últimos espectáculos de Circ Pistolet

En la semana que se ha conmemorado el Día Mundial del Circo (17 de abril) y a solo cuatro días de que se celebre la XIX edición de los Premios MAX de las Artes Escénicas (lunes 25 de abril), nos preguntamos por qué estos galardones no cuentan con el circo como una categoría por sí misma, como sí pasa con la danza, la música, los musicales, los espectáculos infantiles y, por supuesto, con el teatro, el gran protagonista de los premios con 13 categorías de las 22 con las que cuenta el palmarés de este año. Paradójicamente, la entrega de premios se realiza…en el Circo Price.

Es uno de los temas pendientes que hay en España desde el punto de vista de las artes escénicas: el circo”, apunta María Folguera, asesora de programación del Teatro Circo Price. “El teatro y la danza han tenido una trayectoria de modernización en las últimas décadas pero el circo no. En el imaginario colectivo todavía pervive un circo tradicional, el que se veía en la tele en los años ’80. Pero no, hay mucho más”.

La aparición de un circo moderno ha sido en España bastante reciente comparada con sus hermanas escénicas. Pero también es cierto que el circo no ha gozado de las ayudas por parte de las administraciones que, por ejemplo, sí ha recibido la danza, también una disciplina minoritaria en España. “Hubo una época en la que los teatros se vieron obligados por ley a programar un tanto por ciento de danza, para potenciarla, cosa que me parece perfecto. Pero no se ha hecho con el circo”, explica Folguera.

Tampoco existen en España estudios superiores homologados de circo, cosa que sí pasa con la música, el teatro o la danza. De modo que los artistas que quieren enfocar su carrera hacia un circo del siglo XXI tienen que irse al extranjero. Aun así, en las últimas dos décadas han surgido varios centros de enseñanza circense que tienen un reconocido prestigio como Carampa, la Escola Infantil i Juvenil de Circ del Ateneo Popular 9 Barris en Barcelona o el Centre de les Arts del Circ Rogelio Rivel, entre otras.

Desde el sector se reconoce que, aunque no sería un factor determinante de cambio, sí que supondría un empujón desde el propio mundo de las artes escénicas el hecho de que los Max reconocieran al circo como una disciplina en sí misma.

Desde la organización de los Premios Max, niegan la mayor porque, aseguran, el circo está ampliamente reconocido dentro de las 22 categorías. Y ponen ejemplos concretos. “Estas 22 categorías integran un amplio abanico de disciplinas, entre las que se incluye el circo, por ejemplo, dentro de la categoría de mejor espectáculo de teatro, revelación o infantil o familiar”, argumentan. “Pasa lo mismo con la lírica dentro del espectáculo musical y los títeres dentro del espectáculo infantil o familiar. De hecho, en otras ocasiones como el pasado año Bombollavà de Pep Bou, S.L. fue candidato a mejor espectáculo infantil o familiar y a mejor producción de Artes Escénicas”.

Pero, ¿no sería un revulsivo visibilizar un poco más al circo con una categoría propia?  “Por supuesto.  Por eso se integra dentro de las categorías de los Premios Max. Hoy por hoy los espectáculos circenses tienden a tener un carácter más escénico que los de antaño pues cuentan con un guion, hilo conductor… Desde los Max tienen un tratamiento igual que el resto de espectáculos. Depende del autor registrarlo como una obra de Gran Derecho  -Teatro y Danza-, que son las que concursan a los Max, o hacerlo como un espectáculo de variedades, como también ocurre con la magia”, insisten desde los Max.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *