Nuevas acciones vecinales para reivindicar el Mercado de Legazpi

El Ayuntamiento, por su parte, arranca el proceso para que el edificio pase a manos privadas en régimen de concesión durante 40 años

Uno de los actos de reivindicación vecinal ante el Mercado de Legazpi / Foto: EVArganzuela

No ha pasado ni un mes desde que el Ayuntamiento de Madrid, a través de la Dirección General de Participación Ciudadana, asegurase a los representantes del Espacio Vecinal Arganzuela (EVArganzuela) y de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAVMI) que el Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi no tenía previsto ningún uso en fechas próximas. Veinte días más tarde el Ayuntamiento anunciaba la apertura pública del estudio de viabilidad (fase previa al concurso público) para ceder a la iniciativa privada el mercado en régimen de concesión. O Participación Ciudadana no sabía los planes inmediatos de Ana Botella o mintió a los representantes vecinales.

Nos sentimos estafados porque, con independencia de la ideología, lo mínimo que esperas en una reunión con tu Ayuntamiento es que se comporte de manera honrada”, explica Ángel Lomas, uno de los impulsores de EVArganzuela, miembro de Nudo Sur y presente en la reunión con Participación Ciudadana.

En esta reunión, el Ayuntamiento no solo negó a los vecinos la más mínima posibilidad de ceder parte del mercado para un uso autogestionado por la ciudadanía de carácter cultural, social y lúdico sino que aseguró que en toda Arganzuela “no hay disponibilidad patrimonial” para llevar a cabo el proyecto presentado en noviembre por EVArganzuela. Un proyecto, por cierto, alabado por el propio Ayuntamiento.

El giro que ha tomado el futuro del antiguo Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi ha dado más munición a los colectivos que conforman EVArganzuela que no tienen ninguna intención de renunciar a su reivindicación. Al contrario, prevén intensificar sus acciones con dos grandes actos. El primero, el próximo 7 de marzo, cuando el recorrido en autobús por el llamado ‘Mapa de los horrores’ de Madrid, organizado por Sodepaz y la plataforma ‘No a este plan’, acabe justamente ante el antiguo mercado de Legazpi. Y el sábado 14 de marzo se presentará en Matadero todos los proyectos que actualmente está trabajando EVArganzuela como fórmulas de reivindicación y de participación ciudadana.

El proyecto del Ayuntamiento

Lo que ahora pretende el consistorio es que el mercado de Legazpi se convierta en un proyecto de iniciativa privada, con un coste de unos 54 millones de euros (incluida la rehabilitación del edificio que es patrimonio cultural), y que acoja un mercado gourmet, una zona comercial, un espacio cultural con una biblioteca, un centro deportivo municipal y un aparcamiento subterráneo de cuatro plantas. La adjudicataria final pagará un canon de explotación al Ayuntamiento durante los 40 años que dure la concesión.

En total son 34.500 metros cuadrados de los que, según el Ayuntamiento, 16.800 lo ocuparía el mercado alimentario de interés turístico; 8.000 metros cuadrados, el centro comercial; el centro deportivo ocuparía unos 7.500 metros cuadrados; y el espacio cultural con la biblioteca pública se llevaría unos 1.750 metros cuadrados.

Se da la circunstancia de que una biblioteca pública es una vieja reivindicación de Arganzuela ya que el distrito solo cuenta con una para más de 100.000 habitantes. El problema, según algunas asociaciones de vecinos, es que el proyecto del Ayuntamiento establece que esta biblioteca proyectada estaría especializada en gastronomía.

Independientemente del proyecto que tenga el Ayuntamiento, esto es una operación de venta de espacio público al sector privado. Es un desprecio total a los ciudadanos”, asegura Ángel Lomas. Lomas confirma que EVArganzuela va a personarse en el proceso de alegaciones porque “entendemos que el proyecto del Ayuntamiento tampoco tiene mucho que ver con el nuestro: nosotros hemos pedido un uso temporal de parte del mercado hasta que se encuentre un uso efectivo del espacio. Y de momento, no lo tiene”.