Arcadi Oliveres, la conexión entre lo personal y lo colectivo

'Nunca es tan oscuro', el documental sobre el activista y economista barcelonés, llega a Cineteca este 13 de febrero

Arcadi Oliveres, en un momento del rodaje de la película dirigida por Èrika Sánchez

Nunca es tan oscuro (Mai és tan fosc, en su título original) es una película documental que, en un principio, tenía que ser un retrato al uso del economista y activista Arcadi Oliveres (Barcelona, 1945). “Pero ha acabado siendo el retrato de una conexión: la de 40 años de lucha de un hombre, Arcadi, con la explosión de los movimientos sociales, desde el Foro Social Mundial de Porto Alegre hasta el 15-M en toda España”, explica Èrika Sánchez, la cineasta que firma el documental. “Lo excepcional de Arcadi es que ha participado en muchos de estos procesos colectivos de una manera muy íntima, sin ser un líder de masas, pero siempre allí”.

Sánchez se acerca a la figura de Arcadi Oliveres en 2010 cuando recibe el encargo de realizar un video divulgativo de las enseñanzas que durante cuatro décadas este economista, presidente de Justícia i Pau, predica allá donde se lo pidan. Oliveres fue de los primeros en hablar de los peligros de la globalización, de los mecanismos perversos con los que el sistema económico mundial opera, dejando a tres cuartas partes de la humanidad sin poder cubrir sus necesidades básicas. En definitiva, contra el capitalismo salvaje que nos atenaza con la complicidad de los poderes políticos de medio mundo.

Cuando en febrero de 2010 empiezo a grabar, me doy cuenta de que se puede hacer mucho más que un video divulgativo sobre las charlas que Arcadi daba. Era impresionante ver cómo reaccionaba la gente ante su discurso y su figura. Y cómo llevaba él su lucha día a día”, rememora la directora.

Sánchez cambia el foco y escribe un guión para un documental sobre la peripecia vital “de este ‘profeta’ que, sin imponerle nada a nadie, está convencido de que tiene una misión en la vida, una especie de evangelizador de la sociedad a favor de un mundo más justo e igualitario para todos”. Busca productora. Dària Esteve, de Únicamente Severo Films, apuesta por el proyecto. Se llama a diversas puertas para encontrar más financiación. Estamos ya en 2011.

Cuando todo parece estar a punto, explota el movimiento social que se conocería como 15-M. La agitación social al entorno de las ideas que Oliveres lleva cuatro décadas defendiendo es formidable. “Nos damos cuenta de que están pasando cosas que tenemos que explicar, que están íntimamente ligadas con Arcadi”, explica Sánchez. “Dejamos el guión apartado y también la búsqueda de financiación. Y grabamos a Arcadi en plena acción durante el 15-M. El documental pasa de la reflexión a ser un documental de ‘guerrilla’. Su lucha personal se había convertido, por fin, en una lucha colectiva”, explica la directora. “Constatamos que era un momento de máxima euforia de Arcadi, porque parte de la sociedad salía a la calle a defender los principios por los que él no había dejado de luchar toda su vida”.

Dos tramas

El paso de lo personal a lo colectivo durante el 15-M se convierte en una de las dos tramas que hilan el documental. La otra, la muerte de uno de los hijos de Arcadi, Marcel Oliveres, en mayo de 2011. Una muerte que golpea a Arcadi en un momento de máxima actividad pública. “Arcadi no abandona su activismo, su frenética actividad. Sufre por ello. Paga un peaje importante. Frente a él y frente a su familia. Fue una muestra de su absoluto compromiso con sus ideas. Y de su sufrimiento personal como hombre. Tenía que ser uno de los hilos conductores del documental”, afirma Sánchez.

El resultado de este acercamiento a la figura imprescindible de Arcadi Oliveres, transformado por la realidad de aquellos días de 2011 y 2010, llega ahora a Madrid, a Arganzuela, dos fines de semana consecutivos (13,14 y 15 de febrero; y 20, 21 y 22 del mismo mes, en CinetecaMatadero Madrid), con Ricardo Íscar como director de fotografía y guión de la propia directora, Èrika Sánchez, y Roger Danès.

Han sido 30 días de rodaje entre 2011 y 2012, con un presupuesto aproximado de unos 100.000 euros entre lo aportado por la productora, ayudas públicas y dos campañas de crowdfunding y una estrena en uno de los cines más importantes de Barcelona en septiembre de 2014. Ahora, el documental gira por varias ciudades españolas priorizando las salas por encima de los festivales, “para hacer llegar la cinta no solo al mundo profesional, que es el que acostumbra a copar los festivales, y también como un acto de resistencia política: ocupar las salas de cine que, generalmente, están monopolizadas por determinados productos”, señala Èrika Sánchez.

Sánchez está contenta con el resultado: “Creo que hemos conseguido representar un tiempo muy concreto tanto de Arcadi como de la sociedad. Este retrato social no se hubiera conseguido, creo, si hubiésemos rodado una biografía al uso”. Si hay algún ‘pero’, Sánchez lamenta no haber imprimido un poco más su huella personal como cineasta. “Tuve cierto pudor a ponerme por encima del protagonista, quizás a causa del respeto hacia una figura como la de Arcadi Oliveres. El resultado es una película muy contenida y austera”.

ERIKA_SANCHEZ

La directora Èrika Sánchez / foto: Dària Esteve

Para saber más…

Bibliografía básica de Arcadi Oliveres

  • Norte-Sur, diagnóstico y perspectivas (1988)
  • El ciclo armamentista en España (2000)
  • ¿Quién debe a quién? Deuda ecológica y deuda externa (2003)
  • Aldea global, justicia parcial (2003)
  • Contra el hambre y la guerra (2004)
  • Otro mundo (2006)
  • Mi camino hacia la utopía (2008)
  • ¡En qué mundo vivimos! (2009)
  • Paremos la crisis. Las perversiones de un sistema que es posible cambiar (2010)
  • Diguem prou! (¡Gritemos basta!) (2012)
  • Conversa entre Arcadi Oliveres i Celestino Sánchez. El rescat de la democràcia (Conversación entre Arcadi Oliveres y Celestino Sánchez. El rescate de la democracia) (2013)

Hay un comentario en “Arcadi Oliveres, la conexión entre lo personal y lo colectivo

Los comentarios están cerrados