Y de pronto, apareció el arte en sus vidas

Luminaria convoca a los vecinos de Usera a exponer sus creaciones

Ilusa, de Magaly Briand

Favorecer la conexión entre el arte contemporáneo y el tejido social. Ir más allá en la acción cultural directa y en la creencia que la cultura es una luz que puede cambiar la vida de las personas o, como mínimo, ser un destello en existencias a menudo duras.

Estos principios son los que guían a Luminaria, una plataforma cultural creada por tres artistas (el pintor Álvaro Ruiz, la fotógrafa Magaly Briand y el artista multidisciplinar Antonio Lozano). Su primera acción: Luminaria01, una selección de las creaciones que han llegado a sus manos hasta el pasado 15 de enero, tras cuatro meses de convocatoria abierta tanto a artistas profesionales como a todas esas personas que tienen inquietud por expresarse a través de su arte.

Y el lugar elegido para exponerlas, junto con las obras que aporten los miembros del colectivo, son dos mercados municipales de Usera: el Mercado Jesús del Gran Poder y el Centro Comercial Mercado de Usera. La fecha, el 14 de marzo.

“Queremos exponer las obras en dos mercados municipales de Usera porque aspiramos a que la cultura esté en la vida cotidiana de las personas, que se la encuentren aunque no la busquen”, explica Briand. La elección de este barrio además, no es aleatoria. “Usera es una zona muy rica de Madrid en cuanto a mestizaje cultural pero también es un barrio con vidas muy duras, trabajadores, inmigrantes, gente a la que le ha tocado y mucho la crisis. Solo queremos poner un poquito de luz a esa dureza cotidiana”, añade Lozano.

La mayoría de trabajos recibidos se circunscriben a la categoría de fotografía y pintura y más de la mitad de las obras que aspiraban a la selección final provienen de Latinoamérica. Algo que los componentes de Luminaria valoran especialmente: “Queremos poner un acento especial en el arte latinoamericano realizado en los barrios y ciudades satélite de Madrid, en su conexión con el arte joven de artistas y colectivos de esas áreas y en los puentes que se establecen con sus comunidades de origen”.

Los artistas seleccionados son Ana Carrascosa (España); Colectivo Collageras Suicidas (España); Daniel Agustí (España); David Mayo (España); Colectivo Dentro de la Caja (España); Stephanie Chaves (Costa Rica); Ivan Gómez Aparicio (España); José Ernesto Vega (República Dominicana); José Gabriel Carrillo (México); Juan Zuleta (Colombia); Julia Cuadrado (España); Mercedes Suárez Roldán (España); Raúl Rebolledo Macías (México); Rodrigo Illescas (Argentina); Rol Art (España); Sebastián Jinete (Colombia); Therese Olsen (Noruega); y Yoel Villanueva (Honduras).

Los acompañan diez artistas invitados, entre los que destacan Manuel Barbero, Dos Jotas, Robert Harding Pittman,Rubén Martín de Lucas (Boamistura), Andrea Santolaya, Celina Valdivia o Lana Connection.

Lana Connection CFW-2012 - Urban knitting 9

Urban knitting 9, de Lana Connection

El futuro

El colectivo Luminaria pretende que esta acción 01 sea solo el comienzo de su activismo cultural (con Luminaria 02 y otro tipo de acciones todavía no definidas totalmente), siguiendo la estela de uno de los referentes del arte postmoderno, con un concepto radicalmente democrático del uso del espacio público a través de la acción artística, el neoyorquino de origen chileno Gordon Matta-Clark.

Luminaria hace suyas las palabras de Matta-Clark, desaparecido prematuramente en 1978: “En un contexto social, entiendo el arte como un acto humano esencialmente generoso, un intento individual positivo de encontrarse con el mundo real a través de la interpretación expresiva […] Al decir tejido urbano me refiero tanto a las condiciones sociales, económicas y morales como al estado físico de las calles o de las estructuras que jalonan la ciudad. Tengo una profunda sensación de la ciudad como hogar, y una auténtica preocupación por su estado y por la calidad de vida que ofrece”.

Hay un comentario en “Y de pronto, apareció el arte en sus vidas

Los comentarios están cerrados